Interpretación on-line durante las entrevistas a Lorcan Finnegan, Director de Vivarium

La gran pantalla no tiene alternativa, el séptimo arte se ha visto obligado a cancelar los estrenos de primavera, se han detenido las producciones y los cines locales exploran distintas posibilidades para sobrevivir. En este contexto nace Salavirtualdecine, una iniciativa impulsada por A Contracorriente Films y sus salas asociadas, los cines Verdi, que agrupa a 70 salas de toda España, para que el público pueda disfrutar de algunos de esos estrenos en sus dispositivos móviles y televisiones conectadas a internet. Y es en Salavirtualdecine donde encontramos Vivarium, estrenada el día 8 de abril, que narra la historia de una joven pareja atrapada en una casa con un niño y que adquiere tonos muy distintos a los que tuvo durante su estreno en Cannes.
“Es todo tan extraño. La película que se vio por primera vez en Cannes es la misma que se estrena ahora y, sin embargo, es completamente distinta”, comenta entre críptico y casi protocolario el director irlandés al otro lado de la aplicación Zoom desde Dublín donde se encuentra recluido. Como todos!

Y dicho lo cual y para que quede claro, es el director el que enumera el raro catálogo de paralelismos entre la realidad y la ficción: “Por un lado, está lo obvio. Sí, Vivarium‘ cuenta la vida de una pareja atrapada en una casa con un niño. Pero, si lo piensas un poco, da miedo tanta casualidad: el personaje que interpreta Jesse (Eisenberg) desarrolla una enfermedad que se manifiesta como una tos misteriosa. Aparecen bolsas de cadáveres de manera algo inexplicable. La pareja recibe todo lo que necesita por mensajero. Y luego, y esto ya roza lo paranormal, en las ilustraciones del libro que lee Gemma (Imogen Poots) a su hijo aparece un hombre, una mujer y un niño bajo una especie de símbolo que recuerda con una fidelidad enfermiza el propio dibujo del coronavirus que estamos hartos de ver por todos los lados”. Y llegados a este punto, casi dan ganas de pedir responsabilidades al director por el lío en el que nos ha metido. “Es un poco espeluznante, como mínimo”, concluye, se echa para atrás en el sillón y, por fin, se ríe.


Intérprete de conferencia durante el pre-estreno de Especiales, con Olivier Nakache y Éric Toledano

Hors normes, con 9 nominaciones en los premios César 2020, clausuró la pasada edición del Festival de Cannes y fue ovacionada durante el Festival de San Sebastián, donde se alzó con el Premio del Público.

El pre-estreno de la película, que llegará a los cines el próximo 28 de febrero, ha tenido lugar en el Instituto Francés de Madrid y en los cines Verdi de Barcelona, donde se ha hecho un preestreno benéfico cuyos donativos han sido destinados al Hospital de Campaña Santa Anna.

De la mano de los directores de Intocable, Samba y C´est la vie se estrenó en Francia el pasado mes de octubre y llegó a alcanzar los 2 millones de espectadores.

Está basada en hechos reales y protagonizada por Vincent Cassel y Reda Kateb, con una estelar actuación de Benjamin Lesiur, actor con autismo nominado al César a mejor actor revelación.

Compartir durante dos días la pasión de Eric y Olivier por la tortilla de patatas, los pimientos del padrón y las croquetas, sus bromas y entusiasmo vital, además de su entrega al público y los medios de comunicación ha sido un verdadero regalo de la vida que resultará muy difícil de igualar.

Intérprete de conferencia durante la rueda de prensa de Jeremy Irons en Madrid

Jeremy Irons muestra en Madrid su cara más humana. Su poderosa voz suena a treatro de Shakesperare tamizada con mucha nicotina. Alto, flaco, elegante, conserva todo el magnetismo de las actuaciones por las que ha acumulado los premios más importantes del cine y del teatro

En esta última actuación, Pintores y reyes del Prado, un documental dirigido por Valeria Parisi que se estrenó el día 9 de diciembre en 200 salas españolas, guía al espectador por la historia y cada rincón del Museo del Prado.

Como cuenta el propio Irons, a lo largo de 90 minutos la película desborda la etiqueta de documental porque aúna “pintura, nobleza, pasión, coraje, historia, teatro y fotografía. Es una fusión de almas”.

El viaje empieza con Jeremy Irons contemplando La gloria, el famoso cuadro de Tiziano que conmovió al emperador Carlos V. Y a partir de ahí el recorrido, no cronológico ni lineal, hace que el espectador conozca el alcance del Imperio, la guerra contra Napoleón, la pérdida de las colonias o el traslado de los cuadros durante la Guerra Civil. El actor habla de todo ello paseando por Yuste, El Escorial, Toledo, Madrid y, por supuesto, los espacios más determinantes del Museo del Prado, incluido el taller de restauración y el Salón de Reinos.

Amante declarado del arte en todas sus manifestaciones, Jeremy Irons se disculpó ante la prensa por saludar en italiano con un entusiasta buongiorno y responder en inglés a las preguntas de los periodistas. Celebró la oportunidad de volver a visitar Madrid porque le encanta el baile, la comida, las calles y la gente y contó emocionado como habían sido las noches de rodaje por las salas con el museo cerrado. “Ha sido una experiencia fascinante. Los productores, italianos, lo tenían todo muy bien organizado de manera que cada intervención se hacía con una sola toma. Me dejé dirigir. Puedo decir que ha sido una experiencia muy satisfactoria e indolora”.

Cuando se le pide que escoja entre Velázquez, el Greco y Goya para hacerle un retrato, lo piensa largamente haciendo aspavientos para finalmente responder que elegiría al joven Goya. “Velázquez me haría un retrato superficial y El Greco no me sacaría el lado bueno”, remata entre risas.

Si pudiera, ¿qué cuadro se llevaría a casa? Extendiendo los brazos, Irons contesta que no hay respuesta posible. “Puede que Las merinas o algún Goya porque me gustan todos. Pero, no se puede elegir solo uno”.

Y para terminar da un consejo a los más jóvenes: que vean el documental, que visiten el museo y que levanten la cabeza de las pantallas de sus teléfonos móviles para contemplar lo que les rodea, hablar entre ellos y convertirse en mejores seres humanos.

Intérprete de conferencia durante las entrevistas entre Woody Allen y los medios de comunicación

Woody Allen ha finalizado en San Sebastián el rodaje de su quincuagésima primera película. La protagonizan Christoph Waltz y Elena Anaya. Es una comedia romántica al más puro estilo Woody Allen, durante la cual ella tiene un affaire con un brillante director de cine francés. Y él se enamora de una bella española residente en la ciudad. La ciudad es San Sebastián y ha reaccionado con general entusiasmo, el mismo que expresa el director por la ciudad que le acoge.

Una película más que añadir a su filmografía, a razón de una por año desde 1969. ¡Qué mente más privilegiada! Pero él, cuando se le pregunta por ello, no le da ninguna importancia: “Si a un pintor le piden que pinte un cuadro, aunque suponga cierto esfuerzo, lo hará y no es lo mismo que si me pidieran a mí que lo hiciera. Algo parecido me sucede a mí con mis películas”.

Por otro lado, el próximo mes de octubre, de la mano de Acontracorriente Films, estrenará “Día de lluvia en Nueva York” (A Rainy Day in New York), una comedia romántica sobre dos amantes de la universidad que pasan un fin de semana especial en Nueva York y los problemas en los que ambos se verán envueltos.

Woody Allen es cercano, escucha, reflexiona, contesta. En resumen, facilita mi trabajo. Y me voy contenta, satisfecha. Qué gran oportunidad la de charlar él. Identificar su mirada de asombro por encima de la montura de las gafas. Reconocer su voz atiplada. Y confirmar la impresión de un personaje entrañable, despierto y cercano. Y con ese fino sentido del humor: “¿Qué pienso de la muerte? Pues que sigo estando totalmente en contra!”

Intérprete de conferencia durante la 3ª edición del Barcelona Film Fest

La sala del Cine Verdi donde está a punto de estrenarse la última película de Jeremy Irons, Pintores y reyes del Prado, está a reventar. Conchita Casanovas, la directora del festival, se adelanta a presentarlo. La idea es que durante cinco o diez minutos resumirá su trayectoria profesional para que luego el público lo reciba con una salva de aplausos. Así que me dispongo, en la antesala del cine, a traducir en exclusiva para el gentleman británico la presentación que Conchita hace ante un público entregado. Pero Jeremy Irons no está nunca solo. Le acompaña un séquito de patrocinadores, organizadores, voluntarios… que hablan entre sí, haciendo mi trabajo prácticamente imposible. Ante el murmullo creciente de todas las personas que rodean a Jeremy Irons alguien desde dentro de la sala decide cerrar las cortinas que separan esa antesala de la sala de visionado, a fi de amortiguar las conversaciones. Ahora sí que imposible, le digo a Jeremy Irons. Me disculpo y él, con esa naturalidad y elegancia, sin darle la más mínima importancia, me contesta: “I know absolutely everything about me. Just tell me something about you now!” Por suerte el resto de días e intervenciones transcurren sin el menor percance! Pero qué manera tan bonita de salvar la situación, no?

Hotel Arts, Barcelona, Rueda de prensa
Cine Verdi, Coloquio sobre “Peterloo”

Intèrpret de conferències durant la visita de Ziad Douieri

Con motivo de la llegada a los cines de su nueva película El insulto (L´insulte) nos ha visitado el director  franco-libanés Ziad Doueiri.

La película ha sido nominada en la reciente gala de los Oscar en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa. La película comenzó su recorrido en los festivales de Telluride, Toronto y la Mostra de Venecia, donde su acto protagonista Kamel El Basha se convirtió en el primer actor árabe en alzarse con la Copa Volpi a la Mejor Interpretación Masculina.

Recientemente ganó el Premio del Público en la 31ª edición del AFI FEST, el festival anual del American Film Institute, mientras que en nuestro país la película tuvo su premiere en la 62ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), donde fue una de las películas más premiadas de la competición, alzándose con tres premios: el Premio del Público, el Sociograph Award 2017 a la película más emocionante del festival y el Premio Blogos de Oro.

La prensa ha dicho de ella:

“Rodada hermosamente e interpretada con elegancia. Una obra fascinante”
The Hollywood Reporter

“Un buen resumen del último medio siglo. Ziad Doueiri lo rueda todo con ritmo y tensión”
El País

“Juega con fuego de forma atrevida y actual, pero también es una exploración sensible
y alegre de la debilidad humana”

Screendaily