La gestión de los purines

El pasado 17 de marzo, en el marco de la Fira del Ram de Vic, se ha celebrado un interesante seminario sobre alimentación animal y la reducción del impacto medioambiental, el caso porcino. La jornada, organizada por el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca,  Alimentació i Medi Natural de la Generalitat de Catalunya, se ha centrado en el impacto de los purines y cómo se aborda el problema en Francia, donde llevan años estudiando el impacto de la alimentación animal y el flujo de nutrientes a nivel de granjas, para ver cuáles son las consecuencias en las emisiones de amoníaco y en los gases de efecto invernadero. Por otro lado la experiencia holandesa ha compartido con nosotros datos acerca de cómo procesar los purines de modo que se reduzca el impacto que representan, mejorando también de este modo la calidad de las aguas subterráneas. Todo un reto para el sector porcino.

cerdos-purines-porcino--644x362--644x362

Qué tendrá Suiza

Una cosa es hacer turismo y otra bien diferente es pasar una semana trabajando con y para una empresa Suiza. Son tantas las ideas que he traído a casa que resultaría difícil enumerarlas una a una, pero permitidme que comparta algunas de ellas. Por motivos de confidencialidad no puedo deciros de qué empresa se trata, pero estoy segura de que podría aplicarse a todas ellas.

Para empezar la precisión. Lo de la puntualidad suiza no es solo un tópico. Es que salir a las 8.20h del hotel quiere decir salir a las 8.20h del hotel. Ni más ni menos. Y llegar al Auditorio a las 8.50h y empezar aunque no sean las 9.00h porque ya estamos todos los que tenemos que estar… me deja simplemente sin palabras. Creo que los suizos no han oído hablar del cuarto de hora académico.

Otra cosa que me ha sorprendido gratamente es la aplicación del método Kaizen (kai+zen en japonés significa algo así como cambio a mejor) de mejora continua a nivel de fábrica. Se trata de un método que representa lo opuesto a la conformidad y complacencia. Es un sistema de gestión orientado a la mejora continua de procesos que tiene como objetivo erradicar todas aquellas ineficiencias que conforman el sistema de producción. En esta fábrica en concreto se reconoce y premia cada una de las propuestas de los trabajadores orientada hacia la aplicación de este sistema. O sea, nada de igualar a la baja, sino todo lo contrario.

El orden, la limpieza y la convivialidad repercuten sin duda en la productividad de los trabajadores. ¿Sabíais que el trenecito que reparte piezas de recambio entre los trabajadores de la fábrica emite una agradable música a un cierto volumen para avisar que está circulando? Nada de sirenas estridentes estresando a los trabajadores. La fábrica está tan limpia que parece lista para pasar una inspección, se podría literalmente comer en el suelo…

Se trata de medidas sencillas, casi casi podríamos decir infantiles pero… cuánto facilitan el buen hacer! Por ejemplo, los carritos de las distintas partes del proceso de montaje tienen todos, sin excepción, una fotografía a color con el resultado final…

Y eso sí, delicioso y tentador chocolate por todas partes!

bandera suiza orden fábrica limpia kaizen explicación Kaizen baixachocolate suizo